La crítica fácil

La crítica fácil de Fuking Amal, sería decir que es una peli de adolescentes con todos sus líos y confusiones. Vale, es cierto, pero si me limitase a decir eso mejor dejar de ver cine con la intención de ese algo más del entretenimiento y me pongo en el youtube los mejores goles de Iván Campo. Fucking Amal es una historia de adolescentes que dentro del maremágnum que para algunos supone esa edad tienen además un secreto guardado, la autodefinición sexual. Y es que pese a que estamos hablando de la envidiada Suecia, descubrimos como fuera de las macrocifras que de esos lugares conocemos,  el día a día de pueblos cotidianos no es muy diferente del nuestro. Por un lado la chica que tiene clara su homosexualidad pero que al no poder expresarla, ya sabes padres supercomprensivos de los de “… y en definitiva los homosexuales son personas normales y corrientes como todos, pero mi niña es imposible que sea de esas…”, vive una vida contenida hacia su propio interior a punto de estallar. Por otro lado tenemos a la supergirl de insti de no tengo más moscones en mi culo porque no es más grande, que está lanzada en una carrera hacia el récord de relaciones con el sexo masculino sin saber porqué, aunque claro, el resto dirá que es una guarra y ya está, y ésta, cada vez más  insatisfecha dice… pues me pinplo una botella de vino cada vez que salgo y no pienso en el tema. Pues el encuentro de estas dos chicas y sus reacciones es algo digno de ver y ofensivo de no ser visto, muy bien contado, aunque los primeros minutos no aparentan lo que viene después, al estilo indi norteamericano pero con toques de la fría Europa del norte que a veces te recuerdan a Von Trier y pandilla. Hablando de pandilla el resto de chicos suecos que sale en la peli y que en el futuro serán la envidia de la progresía de las macrocifras europeas, quedan retratados como los mismos cabezas huecas que los garrulos de mi barrio, tal vez es en su paso por la universidad donde se produce la metamorfosis, no sé. Merece la pena verla pese a que el final es un poco edulcorado, algo que no me va mucho, en fin supongo que tiene el mensaje pedagógico de “vamos… adelante… hazlo…”.

La crítica fácil de “El séptimo continente”  sería decir, dios una peli del Haneke que tostón, que tedio, que martillazo. Lo entiendo, pero es una buena peli, aunque tal vez no tenga mucho mérito decir esto para alguien con debilidad por el creador de Caché, Funny Games, La pianista o La cinta blanca, entre otras. Unos encuadres raritos al principio donde los personajes solamente pueden ser reconocidos en su trabajo, en casa son anónimos y sin cara. Una vida alienante plagada de códigos de barras e impresos en papel continuo que envuelven la rutina del día a día, algo que lleva a la apatía y el hastío a la pareja protagonista hasta el punto de no tener nada que decirse, ni tan siquiera reproches. La peor parada al no entender la situación es la hija de ambos, de unos 10 años y que se siente la niña menos escuchada del mundo, a ver quien abre la boca en una casa donde no se oye mas que la cafetera filtrando el café y el crujir de los cereales. Bueno también algún llanto del hermano de la mujer, que no supera la muerte de mamá y algún gemido de la pareja en sus relaciones sexuales con un nivel de intensidad tan bajo que las podrían emitir en Popular TV. ¿Y cómo se sale de allí? Pues al parecer la peli se basa en hechos reales, un género con fans propios, así que no quedaba mucha alternativa, pero incluso así deja algún resquicio para la imaginación retorcida, repugnante e incluso supurante del director. Podemos ver incluso como la manera en que se lava el coche puede traducirse en una metáfora de cómo vives tu vida, lo metes en una cadena de lavado y te quedas dentro mirando al infinito hasta que sales, te sorprendes con los ruido y colores, te quedas dentro dos veces y del calor que pasas a la tercera te quedas fuera, lo puedes lavar en un sitio de los de agua a presión o puede ser que no lo laves nunca. Una buena película sobre la familia de clase media, tan media como su vida… dentro de la media.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s