Ya falta menos para que acabe esta pesadilla.

Inherente, natural, higiénico, placentero, laboral, sufrido, gozoso, sexual. Te hace sudar, se pega la ropa, se moja la piel, se humedece la cama o el sofá. Puede ser asfixiante, pegajoso, seco e incluso abrasador, en julio y agosto se sufre todo el día, todos los días.

Eres capaz de contar minutos y segundos desconocidos para ti en la madrugada, así se llega al estado permanente del verano: el standby. Siempre cansad@, con somnolencia, agotado pero sin poder desconectar del todo en ningún momento, teniendo que ver como pasa un lejano presente día tras día, apoyándose en ti para no desbarrar, mientra tú te undes en tu sila, sillón,, butaca, teclado, libro, toalla, asiento. Se cierran los párpados, pero no desconectas, porque lo ves.

Imaginas un pollo jadeando, un perro jadeando, el mar, el hielo, el desierto, ese extraño reflejo en el asfalto. Todo seco menos tu piel, menos su piel. Deslizas una mano por el muslo, notas su piel friccionando contra la tuya, notas una ingle sudada, húmeda, piensas que ese debe ser el punto más caliente de la casa, otra vez el pollo jadeando, le faltan muchas plumas, solamente conserva las del lomo, cerca algunas incipientes se intentan abrir paso entre la piel que anteriormente había sido su punto de anclaje al cuerpo, tras eso el resto es piel, de gallina gracias a un ventilador. Besas el pollo, notas su pequeña lengua, la acaricias con la punta de tu lengua.

Cuando todo termina, termina, incluso antes de terminar, un segundo antes de terminar ha desaparecido el punto, ha desaparecido todo, incluso el calor, incluso tu pensamiento, para así una vez terminado volver al estado previo. Tu punto rojo se hace cada vez más grande, te deja sin aliento, te hace desvanecer, sobra ropa, la carne se tuesta al fuego que ilumina el tiempo.

Así te recuerda que no tienes derecho a nada, ni tan siquiera al descanso. Para cuando la luz y el ruido se hacen realmente insoportables, todo pasa, se templa, se enfria, tal vez estes muerto o tal vez sea esto lo que realmente se puede llamar vida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s